La importancia del Marketing

Es realmente sorprendente la poca importancia que le solemos dar al marketing en nuestra vida.

Lo primero es pedir excusas por usar la expresión anglosajona “marketing” pero una vez más estamos ante un término difícilmente asimilable en castellano, se suele traducir por mercadotecnia pero espero podáis perdonarme de no usar ese palabro. 

marketing

Empecemos por definir el concepto de marketing, como el conjunto de técnicas que a través de estudios de mercado intentan lograr el máximo beneficio en la venta de un producto, pero aunque siempre lo enfocamos a lo material no veo razón para que esas técnicas no puedan usarse para promocionar algo o a alguien aunque no sea con fines económicos.

Tengo que reconocer que nunca le había dado la importancia real que tiene el marketing hasta que no me enfrente con la necesidad de usarlo para acometer mi fase emprendedora como autónomo, para mí la venta de los productos o servicios en los que colaboraba en mi anterior empresa eran vistos como algo natural sin percatarme del marketing encubierto que había detrás de cada una de las ventas, realmente ahora soy consciente de que yo mismo en alguna ocasión fui una pieza de la campaña de marketing que flotaba en el ambiente en alguna venta.

 

No hay mejor marketing que aquel que se hace sin darnos cuenta.

 

Yo realmente no soy especialista en marketing, si queréis aprender de estos temas os recomiendo el blog de mi amigo Conrado Martínez, pero si os puedo hablar acerca de los puntos que el día a día me va enseñando a potenciar, aunque sea inconscientemente, para poder intentar convencer a los potenciales clientes de la idoneidad de contar conmigo.

 

Mis técnicas de marketing

 

– La primera impresión dicen que es lo que cuenta, por eso mismo lo mejor es ser uno mismo pues de esta manera la impresión siempre será igual. No sirve de nada engañar aparentando lo que no eres pues ni tú ni el potencial cliente estarán a gusto con el paso del tiempo.

– Es mejor no improvisar mucho aunque se debe estar siempre preparado para improvisar, mejor ir preparado y con material trabajado pero con la mente siempre abierta.

Tener una web en la que muestres tus posibilidades, no solo para los clientes conocidos, sino también para que aquellos que no te conocen puedan mostrar interés en contactar contigo.

Sonreír, no hay mejor técnica de marketing que demostrar que disfrutas con lo que haces.

Ponerse en la piel del cliente, no todos los clientes quieren lo mismo y solo escuchándoles y haciendo el esfuerzo de entender lo que quieren podrán estar interesados en ti. No vale de nada ir a hablar sólo de tu libro porque puede que el libro no le interesa para nada a tu potencial cliente.

Poner buena cara aunque no quieran contar contigo, no colabores en que un “no” se convierta en un nunca jamás.

Demuestra que eres un profesional serio y que puedes aportar mucho al cliente pero que esperas el mismo comportamiento profesional por parte del cliente.

Ser del Atleti, es broma, pero a veces pienso que hablar de mi Atleti es lo que me ha abierto más puertas.

 

Imagino que mis técnicas no te servirán para mucho porque son muy personales y no vienen en ningún libro, pero ten en cuenta que el marketing debe adaptarse al producto y cada uno es el que debe definir sus propias campañas.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.vazquezgonzalez.com/2013/09/marketing/1229/

Deja un comentario