La credibilidad

Una de las conductas claves y más difíciles de conseguir a lo largo de nuestra vida es la credibilidad.

La credibilidad puede ser definida como nuestra capacidad de ser creído y generar confianza. Sin ser una persona creíble es casi imposible lidiar con otras personas, nadie sigue a una persona que no tiene credibilidad, es una labor de fe hacerlo con alguien que no cree en lo que está haciendo y en como lo está haciendo. En el trabajo en grupo y más si eres el líder del grupo es imprescindible que la gente crea en ti.

credibilidad

Pero, ¿Qué hay que hacer para tener credibilidad? ¿Cómo se logra que la gente crea en ti? Pues la respuesta como comprenderás no es sencilla, la credibilidad no es algo que se logra de la noche a la mañana, son muchos los comportamientos, conocimientos, actitudes y aptitudes que hay que desarrollar a lo largo del tiempo para lograr el objetivo.

 

 

Factores principales para tener credibilidad:

–  Honestidad, una persona honesta transmite confianza pues la gente ve que tus valores no te permiten engañar y cuando tienes dudas no intentaras imponer nada a un grupo.

Competencia, tienes que tener conocimientos en tu parcela de trabajo y habilidad para realizar las tareas y encontrar soluciones, tienes que transmitir infinitas ganas de aprender y tenerla te permitirá ayudar a los demás a sacar lo mejor de sí mismos.

Inspiración, si la gente ve que tienes resolución para dar con soluciones y eres capaz de transmitir con pasión tu visión, la motivación del grupo crecerá pues esperaran de ti en un momento complicado que tu inspiración les saque del trance.

Coherencia, hay que mantener un equilibrio lógico en las decisiones no se pueden seguir dos opciones contrapuestas para situaciones similares, si el grupo ve que tus decisiones son dispares pensara que realmente no sabes por donde vas.

Respeto a los demás, si intentas imponer tus ideas sin escuchar al resto nadie terminara creyendo en ti, si escuchas y expones tus ideas con flexibilidad para mejorar con las ideas del prójimo tu credibilidad crecerá como la espuma.


En general, los axiomas que tienes que intentar cumplir para generar credibilidad desde mi punto de vista son:


Poner siempre en práctica lo que dices, si decimos una cosa y terminamos haciendo otra completamente distinta nunca generaremos confianza.

Si haces una promesa debes cumplirla, si la promesa no puede cumplirse por una causa razonable se deberá explicar convenientemente para que nadie pueda pensar que se hace por desidia y que se tiene en cuenta para cumplirla cuando sea posible.

–  Las acciones son completamente consistentes con las palabras, si tus acciones contradicen lo que dices tú credibilidad no será sostenible.

–  Trasmitir pasión por lo que haces, si la gente ve que disfrutas con lo que haces tenderán a creer en ti porque terminaras transmitiendo esa ilusión al resto.


Y tú, ¿piensas que eres creíble?

Enlace permanente a este artículo: https://www.vazquezgonzalez.com/2013/07/credibilidad/904/

6 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Ser siempre una persona integra, y reconocer tus errores, es algo importante tanto a nivel profesional como personal, buen artículo. Un saludo Jesús.

    1. Gracias Eduardo, aprender de los errores es clave aunque desafortunadamente parece que hay mucha gente que nunca sabe cuando ha cometido uno

  2. Estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto en este post. Cuando trabajas con, por y para las personas, tener credibilidad es algo indispensable. Si nadie cree en ti, es muy difícil ser un líder y una persona de éxito. Muchas gracias y un cordial saludo Jesús.

  3. Gracias Ricardo por tu comentario, en el fondo creo que ser creible es un ejercicio de humanidad y aunque cueste entenderlo mucha gente llega al éxito pese a no tener la más mínima credibilidad

    • carlos Rivero el 16 julio, 2013 a las 20:44
    • Responder

    Buen artículo Jesús, yo añadiría que la Credibilidad puede que tarde toda una vida en ganarse, pero basta un instante para perderla…

    1. Tienes toda la razón y volver a recuperarla es toda una quimera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.